5 consejos prácticos para cuando uses un círculo mágico

  1. Bendice tu círculo. El uso que le vayamos a dar al círculo mágico depende totalmente de nosotros, pero lo usual antes de usarlo consiste en bendecir el lugar y eliminar su energía negativa. No existe un criterio rígido sobre cómo llevar esto a cabo, por lo que hazlo de una forma en la que te sientas natural.
  2. No olvides el propósito de tu círculo. Es importante que centres cada sesión en un aspecto determinado de tu vida. Muchos sacerdotes y brujas suelen caminar alrededor del círculo repitiendo la razón de su creación.
  3. Invoca a aquello que deseas que te ayude. Para que el ritual tenga efecto, es necesario contar con el apoyo de esas energías que pueden hacer realidad nuestros objetivos. Por lo general, suelen ser los espíritus y deidades, pero también pueden ser otras energías como el poder del Sol o la Luna.
  4. Siéntete bien dentro del círculo. Muchas personas pueden sentirse nerviosas o ansiosas durante el inicio o la ejecución de un ritual. Es importante mantener la calma y recordar que somos nosotros quienes tenemos el control. Si necesitas salir del círculo, haz una pausa y abre una puerta, pero recuerda cerrarla una vez hayas entrado en él otra vez.
  5. Siempre cierra el círculo mágico al terminar. Sé respetuoso con aquellas deidades a las que has convocado. No olvides agradecer su presencia y honrar la ayuda que te han otorgado.

Magia y Poder