¿Existen realmente los viajes astrales?

Muchas veces hemos visto en películas o en la televisión hablar de las proyecciones astrales y los viajes a otros planos de nuestra consciencia.

Lo que para muchos puede suponer mera ciencia ficción, para otros es algo más que un cuento, puesto que hay quien dice que dominar esta clase de técnicas para expandir la mente más allá de lo que podemos imaginar es posible, lo cual daría lugar a conocer lo que en un plano natural de consiencia no sería posible.

Además, aseguran que entre los viajes astrales y los sueños lúcidos existe una estrecha relación. No obstante, ¿son ambos reales de verdad?

La respuesta es muy sencilla: si los experimentas, lo serán. Aunque no siempre es así, ya que tan solo serán verdaderos sueños lúcidos o experiencia extracorporal cuando sepamos que estamos soñando, o cuando consigamos extraer nuestra consciencia al plano astral, respectivamente.

A mucha gente siempre le ha interesado muchísimo este tipo de prácticas pero nunca han sabido si era algo cierto o tan solo un cuento para niños.

Hace un tiempo yo mismo creía firmemente en que los viajes astrales e intente todo lo posible para conseguir realizar una experiencia extra corporal.

Busqué información hasta en el último rincón sobre este tipo de prácticas y con todo lo que aprendí rápidamente me puse manos a la obra para conseguirlo.

Lo que pasó fue bastante curioso.

Cuando tienes 16 años te empiezan a interesar cosas nuevas y empiezas a hacerte cuestiones más existenciales que te llevan a preguntarte si es posible alcanzar llevar la mente a través de horizontes desconocidos o que si por el contrario nada de eso es posible.

Aprendí a meditar y a alcanzar la frecuencia correcta que me llevaba a hasta el estado de sueño consciente.

Aquí fue cuando empecé a experimentar que era capaz de dominar todo lo que soñaba y que podía viajar a un mundo totalmente nuevo.

Poco a poco empecé a ser capaz de separar mi cuerpo astral de mi cuerpo físico.

A veces me veía claramente abandonando mi habitación y cada vez era capaz de sentir aquella experiencia como algo más vivo y real que no soy capaz de explicar.

Rápidamente me di cuenta de lo que pasaba y empecé a ver que todo tenía sentido.

La realidad sobre los viajes astrales y los sueños lúcidos

Si te paras a pensarlo, todo está estrechamente relacionado. Las experiencias extra corporales, los sueños lúcidos y la parálisis del sueño son tres conceptos con un eje en común.

La parálisis del sueño surge cuando nuestro estado de consciencia permanece activo a pesar de que nuestro cuerpo ha dejado de responder. Eres consciente de lo que está pasando mientras permaneces tumbado en tu cama.

Un sentimiento similar al de levitar empieza a surgir cuando disociamos la mente del cuerpo. Se desconecta tu cuerpo de tu consciencia y conforme el cuerpo se duerme, la consciencia pasa a una réplica de tu cuerpo en el otro plano.

Muchos lo llaman alma o espíritu, sin embargo todo dependerá de nuestro propio paradigma.

Aunque al principio pueda generar temor, o incluso la propia parálisis nos pueda parecer en ocasiones algo desagradable, es importante que recuerdes que una vez logres separarte de tu cuerpo físico, podrás explorar tu dormitorio, y volar atravesando obstáculos de manera muy realista.

De este modo las conclusiones parecen claras, ¿no? Por un lado vemos que todos los estados del sueño tienen una estrecha relación entre ellos, así como nos damos cuenta de que en realidad todo tiene un sentido que muchas personas podrían pasar por alto.

Como ves, las proyecciones astrales son tan reales como lo son tus sueños o cualquier otro estado de la mente diferente a la consciencia.

Magia y Poder