Ritual para invocar el amor verdadero

Tanto si acabas de finalizar una relación tormentosa, como si nunca has sentido el amor y anhelas vivir esa sensación, siempre existe un ritual muy beneficioso que podemos llevar a cabo a fin de mejorar nuestra predisposición en el Universo a encontrar y ser correspondidos frente a este maravilloso sentimiento.

Realizar este ritual es realmente sencillo, además de muy práctico, ya que podremos realizarlo en cualquier lugar, ya sea en casa, en el trabajo o mientras nos transportamos en autobús.

Como ya sabrás, el amor es uno de los elementos más poderosos que existen en nuestra realidad. Son muchos quienes lo infravaloran e ignoran los tan beneficiosos efectos que tiene una actitud afable y conciliadora frente a todos los elementos que les rodean. Pero hay algo más: tú formas parte de ese todo y ese todo eres tú mismo, así que igual que si buscas el amor para ti, al mismo tiempo deberás buscarlo para los demás.

Aunque bien es cierto que una vez tengamos práctica en la puesta en marcha de este ritual podremos realizarlo en cualquier parte, mi recomendación más personal es que las primeras veces lo hagas en un lugar donde las condiciones te permitan alcanzar una plena relajación. Un lugar tranquilo y silencioso, como tu habitación o un parque, pueden ser grandes lugares donde empezar a encontrar el amor.

Ritual para invocar el amor

Somos el Universo que creamos. Si lo piensas un poco, la mayoría de las ocasiones nuestras circunstancias actuales son fruto de nuestra propia conducta. Y es que, aunque no podemos intervenir en cómo suceden los acontecimientos, tengo que decirte que el 100 % de las veces está en nuestra mano cambiar esa situación.

Igual ocurre en este caso, ya que el amor estará allí donde lo sembremos. No necesitas dinero ni tampoco de mucho esfuerzo o tiempo. Tan solo la voluntad de que cada una de tus acciones esté cargada de este ancestral sentimiento.

Si actualmente hay algún problema de amor que te atormenta, desde ya debes saber que lo mejor para encontrar lo que buscamos es acercándonos a ello. Además de probar este efectivo ritual, también puedes conocer más acerca del amor en sitios de gran valor, como www.amoramargo.com, donde aprenderás lo más importante acerca del amor.

Paso 1: Conoce tus propósitos

El amor es un término tan amplio como variopinto. Cada uno de nosotros entendemos de una manera qué es amar y sabemos detectar un acto bondadoso de uno interesado. No obstante, son muchas las veces que por desconocimiento o, simplemente, por inexperiencia, en ocasiones asignamos este sentimiento a sucesos o acontecimientos que realmente no lo son, y viceversa.

Tan solo céntrate en ese aspecto de tu vida donde consideras que el amor no es abundante. Es decir, debemos descubrir nuestras carencias de amor para asi detectar nuestros “potenciales estados de amor futuros”. Seguramente no necesites pensar durante mucho tiempo, rápidamente encontramos en nuestra mente:

  • Recuperar un amor
  • Restaurar tu relación
  • Llevarte mejor con alguien
  • Encontrar tu primera pareja
  • Quererte a ti mismo
  • etc.

Puedes elegir varios, porque los propósitos siempre suelen estar vinculados, de manera que la consecución de uno, supone, simultáneamente, la consecución de otros. Por esta misma razón, empezar con 1 o 2 propósitos suele ser suficiente.

Una vez hayas conseguido definir claramente con palabras cuáles son aquellas que mejor representan para ti el amor en tu vida futura, es el momento de hacerlas permanentes en algún lugar. Puedes usar trozos de papel, una libreta o incluso tu propio teléfono móvil. Puedes escribir tantas como quieras, pero seguramente consigas unas 5 o 6 lo suficientemente poderosas que te ayudarán con el ejercicio.

Paso 2: Identifica algunos recuerdos cargados de amor

Esta es la parte más importante de todo el ritual, puesto que de definir correctamente lo que el amor significa para nosotros, dependerá exclusivamente el éxito o fracaso de nuestro propósito. Se trata básicamente

Para entender bien qué es el amor debes encontrar aquellas cosas que representan en su estado más puro el amor para nosotros. Puede ser cualquier cosa, desde recuerdos, lugares, personas reales o personajes de cuentos. Normalmente las más poderosas son las ideas que primero aparecen en nuestra mente:

  • Un viaje que hiciste
  • Alguna persona que conociste
  • Un sueño que hayas tenido
  • El nacimiento de algún ser querido
  • etc.

Encuentra una que esté relacionada de alguna manera con tus plegarias. Y trata de revivir tanto como puedas aquellos sentimientos. Mira a tu alrededor y entiende qué era lo que había en ti que activaba de algún modo esa sensación.

Por ejemplo, si tu propósito es encontrar una pareja, una buena idea es concentrarse en aquellos elementos que evocan esas sensaciones que nosotros mismos anhelamos, y aunque no lo hayamos sentido nunca, sí que hemos visto películas o series de televisión donde el amor quedaba bien representado.

Paso 3: Trae de inmediato el amor a tu vida

Una vez tengas claro qué es lo que significa para ti el amor, tanto en el pasado, como en el futuro, es el momento de ponerlos en marcha en el presente.

Primero coge los papeles con tus propósitos y leelos, uno a uno, y en voz alta.

Túmbate en la cama o en el sofá, intentando que nadie te vaya a interrumpir. Puedes beber un poco de agua, cerrar las persianas y encender incienso y velas. Todo lo que necesites para sentirte con total comodidad.

Ahora, lo único que tienes que hacer, después de hacerte responsable tu respiración y dedicar algún tiempo a concentrarte, es utilizar tus poderosos recuerdos del pasado para “crear” en tu mente un escenario donde se representen tus propósitos.

Continuando con el ejemplo anterior, para encontrar pareja puedes sentirte a ti como el protagonista que tiene una estupenda noche romántica en alguna película que hayas visto hace poco.

Puede durar tanto como desees, pero cuanto más lo hagas, más probabilidades de éxito tendrás. Lo importante es que adhieras el significado de estas sensaciones a tu propia forma de ver el mundo y emanes esa energía al mundo que te rodea.

Si lo haces cada noche, poco a poco lo irás haciendo también durante el día, y sin darte cuenta, conseguirás convertirte en un auténtica fuente de amor para todo lo que te rodea.

Magia y Poder