Amarres de amor: 3 poderosas formas de hacer uno en casa

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Existen los hechizos para facilitar que una persona se quede cerca de nosotros?

Los amarres de amor implican que la persona que lanza el hechizo, al mismo tiempo hace una promesa. Cuando el hechizo es ejecutado, nada puede revertirlo.

Si bien existe un amplio abanico de amarres de amor avanzados y potentes, como hacer agua de calzón o vudú, para ejecutarlos correctamente necesitas materiales muy concretos y específicos. Por eso, en este artículo, te contaré algunos de los más fáciles de hacer en casa, con cosas que puedes encontrar sin problemas a tu alrededor.

Amarre #1: Ritual con imanes, velas y miel

Para elaborar este amarre, tan solo necesitarás:

  • Dos imanes
  • Una foto tuya y otra de la persona que te interesa
  • Un papel rosa
  • Un poco de miel
  • Un lápiz
  • Tu perfume favorito
  • Una vela roja y una vela blanca

Primero tienes que dibujar un círculo en el papel rosa y después escribir el nombre de la persona que quieres en su interior.

Coloca cada fotografía a un lado del papel, y sujétalo con los imanes en el centro. Después, dí lo siguiente:

“Del mismo modo que los opuestos se atraen, la energía de este ritual permite que _(nombre de la persona)_ venga a mi y me ofrende su amor. Autoriza que permanezca y que lo haga junto a mi, ya que es lo que este magnetismo representa. Que así sea.”

Sin despegar los imanes, derrama un poco de miel sobre el papel mientras recitas:

“Del mismo modo que la miel endulza este magnetismo, permite que la mente y el alma de _(nombre de la persona)_ sea endulzado para permanecer junto a mi para siempre. Que así sea.”

Coge las el papel rosa y haz un pequeño paquete que envuelva los imanes, las fotos y la miel rocía el perfume mientras dices:

“Del mismo modo que el embriagador aroma de este perfume, quiero que _(nombre de la persona)_ quede embriagada por mi.”

Para terminar, coloca las velas en un plato, situando la vela blanca a la derecha y la roja a la izquierda. Mientras las enciendes, di:

“Que la poderosa luz ilumine el camino de _(nombre de la persona)_ hasta llegar a mi.”

Deja que las velas se consuman por completo.

Amarre #2: Ritual con canela

Para elaborar este amarre, necesitarás lo siguiente:

  • Canela en polvo
  • Una vela roja
  • Una foto de la persona que te interesa
  • Una cinta roja

Enciende la vela para que alumbre la fotografía y mírala fijamente durante unos minutos. Visualiza con tanta claridad como puedas todos esos momentos felices que están por venir junto a la persona de la fotografía.

Después coloca la foto y rocía un poco de canela en polvo sobre ella mientras pronuncias estas palabras:

“Con este amarre amoroso, invoco a tu corazón para que permanezca junto a mi. Nos amaremos y cuidaremos hasta el fin de la eternidad. El poder de la magia roja, que a mi venga para que esto se cumpla. Que así sea.”

Luego enrolla la cinta roja y átala. Entiérralo en un lugar donde nadie lo pueda encontrar.

Ritual #3: Amarre con chocolate

Si ya mantienes una relación con esa persona, este ritual es para ti.

Tan solo necesitarás:

  • Chocolate
  • Tres hojas de menta fresca
  • Coco rallado
  • Una olla de pequeñas dimensiones
  • Una bolsa de plástico
  • Una vela roja

Enciende la vela roja y concéntrate en esa persona. Pon la olla a fuego lento y coloca en su interior el chocolate hasta que se derrita. Apaga el fuego.

Añade la menta, hoja tras hoja, al interior de la olla. Mientras lo hace, realiza tus solicitudes:

“Quiero que _(nombre de la persona)_ permanezca siempre junto a mi” o “Quiero que _(nombre de la persona)_ sienta amor incondicional hacia mi”.

Para terminar, añade el coco rallado a la mezcla y deja que el chocolate lo cubra todo. Cuando se enfríe, cómetelo. Apaga la vela cuando termines.

Aunque existen muchos amarres de amor que puedas realizar, como el agua de calzón, todos los rituales requieren que concentres todo tu amor en la solicitud. Despeja cualquier pensamiento dubitativo, porque hasta la más mínima puede interferir y arruinar los efectos de hasta el más poderoso ritual.

Magia y Poder