Ya has sido bendecido: descubre las razones

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Mucha gente va por la vida maldiciendo y quejándose sobre todas las cosas materiales que no tienen. Son personas que suelen acusar a sus Dioses por no darles lujo y una cuenta con muchos números en el banco. La mayoría de estas personas que hacen esto disponen de demasiadas riquezas materiales. Incluso yo soy culpable de hacer esto y pensar que el Universo o Dios me deben algo.

Sin embargo, necesité algunos años para cambiar mi forma mental de ver esto, y después de leer esto, posiblemente tu forma de ver las cosas también cambie.

Si estás leyendo este artículo, significa que al menos tienes un ordenador, tablet o Smartphone. Y mucho más importante, seguramente no estás bajo un puente ni debes pasar cada día en una esquina con un cartel pidiendo limosnas. Si tienes un trabajo, un techo bajo el que vivir, comida en tu frigorífico, un ordenador… entonces, has sido realmente bendecido.

Es posible que no vivas en una mansión y que no te paguen una cantidad de seis cifras, pero si tienes todo lo que he mencionado anteriormente, entonces deberías estar agradecido de que el universo te haya dado todas esas cosas.

Cuando alguien es desagradecido, el universo tiene a darte menos y menos cuanto m´sa te quejas. Pero si agradeces todo lo que tienes, aunque sea poco, el universo te lo devolverá en forma de bendición con la que ya serás más rico porque recibirás más de lo que has dado.

Toma el tiempo que necesites para pensar sobre todo lo que tienes ahora miso. Piensa en las vidas de otras personas en esas partes del mundo donde viven en una absoluta pobreza y tienen que beber agua de lagos contaminados.

Sí, la vida de mucha gente no ha sido bendecida. Piensa en esa gente que vive en países donde están en guerra continua y en un estado constante de caos. Piensa en esos niños que han nacido con enfermedades horribles, o en aquellos hombres y mujeres que viven en algún país tercermundista y no tienen nada que comer día tras día.

Muchos pensarán que esto es debido al Karma y que se trata de una encarnación encargada de dar una lección extrema de la vida para esas personas, pero piensa ¿es tu vida comprable a la de esas miles de personas?

Siéntate y reflexiona durante unos minutos sobre todo esto. Usa tu mente racional y valora lo verdaderamente bendecido que has sido.

Recuerda, cuando te quejes sobre tu vida y sobre todas las cosas que no tienes, lo único que conseguirás será añadir polaridad negativa a tus vida. De esta manera tan solo conseguirás atraer energía negativa que se alimentará de estos pensamientos generando más energía negativa.

En este momento es cuando deberías aplicar un remedio a esta situación como hice yo. Cada día por la mañana trabajo mis charkas y hago un repaso a mis mantras positivos. Después le doy las gracias al mundo por todo lo que tengo y entonces me doy cuenta de que he sido realmente bendecido.

Desde que hago esto la frecuencia de mis vibraciones han crecido de manera muy considerable, y me siento una persona mucho más feliz que sabe que el Universo no se ha olvidado de mi. Puede llevarte algún tiempo, pero merecerá la pena. Piensa en estas palabras para cambiar tu corazón y tu forma de pensar.

Magia y Poder