La principal razón por la que la oración es tan importante

Antes de responder a la pregunta “¿Por qué es importante rezar”, tenemos que tener claro a quién estamos orando.

Solo existe un creador Supremo y Dios soberano. Únicamente existe una de dirigirse a él, y es mediante Su único Hijo, Jesucristo.

Dios, nuestro Benevolente Padre, es el único del que podemos estar seguros que nos oye y que responde a nuestras plegarias. Él es el Dios del amor, la misericordia y el perdón.

  • Por Él, todas las cosas son posibles. Jesús dice en Marco 10:27, “Hablando como humano, es imposible. Pero no para Dios. Todo es posible para Dios.”
  • Daniel 9:18, nos cuenta: “No pedimos su ayuda porque la merezcamos, sino porque es misericordioso”. La misericordia de Dios se representa mediante la demostración de favor, compasión e infinita bondad.
  • La máxima representación de amor por parte de Dios se encuentra en el perdón de todos nuestros pecados cometidos. “Fue tal el amor de Dios hacia el mundo, que entregó a su único Hijo para que todo el que crea en él tenga vida eterna en lugar de perecer”. Pero la realidad es que, según Juan 3:16-17, “Dios envió a su Hijo al mundo para salvarlo, no para condenarlo”.

Solo hay un Dios que ha creado y es el mismo Dios que puede hacerlo. Sin embargo, su opuesto Satanás tiene un objetivo: engañar a la humanidad haciéndole creer que Dios no es único, verdadero y vivo.

¿Cuál es la poderosa razón por la que es importante orar?

La oración es la clave para conocer el corazón de Dios. El rezo nos permite una conexión real y personal con la voluntad De Dios. No obstante, existen algunas razones por las que rezar es tan importante:

  • Si reconoces a Dios, aceptas su don de gracia y consideras a Jesucristo como su señor y Salvador.
  • Si confiesas tus pecados aceptando el perdón De Dios.
  • Si haces su voluntad en tu vida, permitiendo que el Espíritu Santo te guíe hacia la plenitud que Dios tiene preparada para ti.
  • Si anhelas la sabiduría y la comprensión.
  • Si agradeces todas las formas que Dios emplea para bendecirte.
  • Si buscas esperanza cuando atraviesas desafíos, como enfermedades o soledad.
  • Si adoras la voluntad de El Creador.

Puedes orar por cualquier cosa. La Biblia está cargada de referencias a la oración. Es una forma directa de darle las gracias al Señor. Una actitud amable, positiva, optimista… es señal de que hemos recibido las bendiciones que demuestran la presencia en nuestra vida de Dios.

Usar la oración para comunicarnos con Él nos da intimidad. Descubrimos la fe al saber que nos escucha y que responde a todas nuestras plegarias.

Confiando en que Dios conoce y desea lo correcto para cada uno de nosotros, esa es la razón por la que hemos de solicitar que se haga su voluntad en todo lo que esperamos de Él. Agradece, aunque todavía no haya ocurrido.

¿Cómo rezar de manera correcta y perfecta?

Existe un amplio número de oraciones católicas, pero hay una muy especial. “El Padrenuestro” fue entregado por Jesús a sus discípulos.

Jesús, Hijo De Dios, es el Sumo Sacerdote que se fue al cielo para que nos podamos aferrar y confiar en él. Este Sumo Sacerdote es conocedor de todas nuestras debilidades, porque él mismo se sacrificó entregándose a esas mismas tentaciones, aunque nunca pecó.

Lo principal es orar con sinceridad, honor y humildad. La oración de una persona justa tiene un poder enorme que trae consigo resultados maravillosos.

Magia y Poder