Viajes iniciáticos: ¿la revolucionaria forma de conseguir tus sueños?

Aunque la muerte es intrínseca a nuestra experiencia humana, no lo es saber cómo sufrir y moverse a través de ella.

Las experiencias iniciáticas ofrecen un rito de paso a través del dolor. Se trata de un rito donde nuestros seres queridos fallecidos pueden ir más allá de este reino mortal. Nosotros, mediante la repetición, nos enseñamos a nosotros mismos cómo en realidad estamos vivos y muy vivos.

Respecto a estas experiencias, tiene mucho protagonismo el fosfenismo. El Dr. Francis Lefebure lleva desde 1959 desarrollando una serie de metodología utilizadas para estimular las capacidades cerebrales mediante la gestión de las reacciones fisiológicas que producen los fosfenos. De este modo se logra fijar la vista en la correcta fuente luminosa que produce fosfenos sin que ello implique riesgo ocular.

Y es que, además de tonal y nagual (los modos de conceptualizar las experiencias iniciáticas), los viajes iniciáticos cuentan con una simbología muy precisa para mejorar este contraste entre vida y muerte:

  • Separación: Se asocia con la ausencia de luz: el negro. Color de la muerte, de la separación y el fin.
  • Transición: la escala de grises represente la naturaleza neutra. La ambigüedad de la identidad que existe en medio de un ritual donde los interesados no son quienes comenzaron ni en quiénes se convertirán.
  • Incorporación: Representada con el rojo color de la sangre. Es la forma en la que la vida continua después del ritual.

Cómo realizar un viaje iniciático

Este ritual se utiliza para separar el alma persistente de los lazos terrenales restantes. Sirve para guiar a los difuntos a través del estado de transición hacia el hogar eterno. Con él conseguirás reconocer simbólicamente la liberación de los difuntos del reino físico y terrenal.

Separación

Situate en un lugar tranquilo y donde sepas que nadie te va a molestar. Necesitarás llevar una prenda de vestir que pertenezca a algún ser querido.

Se trata de dejar que la imagen y memoria de tu ser querido esté presente durante tus pensamientos. Es importante que reconozcas el comienzo del ritual, por lo que puedes tomarte todo el tiempo que necesites.

Deshaz cada puntada para separar las piezas. Tómate todo el tiempo que necesites.

regresar al menú ↑

Transición

Necesitas una caja pequeña y vacía que utilizarás para comunicarte con tu ser querido en transición. Es tu oportunidad de decirle todo aquello que siempre quisiste decir.

Entonces repite tres veces: te libero.

Cierra la caja y sal al exterior, abre la caja al viento y deja que tus palabras fluyan libres.

regresar al menú ↑

Incorporación

Coloca ante ti los trozos de tela que has separado y prepara aguja e hilo.

Vuelve a un lugar tranquilo y concéntrate en la imagen y memoria  de tu querido. Reconoce dónde se encuentra ahora y libera el pensamiento de ellos: deja que tu ser querido fluya.

Cose las partes de la prenda, sin anudar el extremo de los hilos. Esto simboliza el propósito de las prendas, ahora retiradas de servir a un ser vivo.

Cuando vayas a dar la última puntada, haz una respiración profunda y el ritual habrá llegado a su final.

Magia y Poder